foto
23 de mayo de 2017

EPM contra los determinantes sociales de la salud en Sédhiou

En Sédhiou, región situada al sur de Senegal, únicamente el 47% de las mujeres dan a luz en una estructura sanitaria, solo el 34,9% ha dado a luz con personal sanitario cualificado y la tasa de prevalencia contraceptiva es únicamente del 11%.

Las desigualdades en salud no se explican únicamente por los condicionantes genéticos o las elecciones personales, sino por toda una serie de determinantes sociales, de carácter cultural, económico y político que influyen de manera determinante en la salud de las personas.

Enfermeras Para el Mundo desde el respeto a las comunidades, trabaja por superar esos condicionantes sociales y para conseguir que las mujeres tengan un mayor y mejor acceso a la salud. Por ello, recientemente, EPM ha finalizado un proyecto en esta región, financiado por el Parlamento de Andalucía, con el que ha conseguido incidir sobre algunos de los determinantes sociales de la salud más importantes.

EPM ha formado a un total de 95 mujeres, las denominadas Badienou Gox, que son mujeres líderes en sus comunidades. Se han diseñado unos  módulos específicos para formar a estas mujeres, que han sido elaborados y validados por el equipo sanitario de la región y una representación de la comunidad. Los temas que se han abordado han sido: la salud de la madre y del niño, la salud reproductiva de los adolescentes, la búsqueda precoz de cuidados en el embarazo, la atención adecuada en el parto y el postparto y técnicas de comunicación.

Tras esta formación, las Badienou Gox han conseguido sensibilizar a las mujeres de su comunidad y a todo su entorno familiar en las cuestiones más importantes relacionadas con la identificación de los signos de riesgo durante el embarazo, el parto y el postparto, así como la importancia de la planificación familiar y los cuidados imprescindibles al recién nacido. Para ello, han realizado un total de  150 charlas.

La sensibilización al resto de la comunidad (líderes religiosos, representantes políticos y sociales, personal sanitario, figuras paternas en los senos familiares, etc…) ha sido reforzada también con la realización de numerosos actos de divulgación y de educación para la salud materna.

Las causas subyacentes que limitan el derecho a la salud de estas mujeres responden a variables políticas, económicas, sociales y culturales específicas del contexto. Por ejemplo, las políticas públicas sanitarias determinan la gratuidad o no de los servicios de salud materna o la disponibilidad de infraestructuras y personal sanitario adecuado y capacitado, o las creencias y usos sociales y culturales determinan el nivel de autonomía de las mujeres para hacer valer sus derechos en materia de salud sexual y reproductiva, o los mismos, condicionan la realización de prácticas nefastas para su salud como es la mutilación genital femenina.

En esta región, algunas de las causas que destacan son: la insuficiente información sobre sexualidad y medidas anticonceptivas de los adolescentes, las deficiencias de los profesionales sanitarios en la acogida y atención, la escasa participación de los hombres en los cuidados de  salud de las mujeres y los niños, la inefectiva gratuidad de los servicios sanitarios, la insuficiencia de personal sanitario cualificado, la falta de medios de transporte para asegurar el traslado de las parturientas, etc…

Pese a estos grandes avances, lamentablemente aunque queda mucho trabajo por hacer, en ésta y en muchas otras regiones del mundo, por lo que EPM seguirá trabajando codo a codo con las comunidades más desfavorecidas.

 


Entidad auditada y tranparente
Compártelo en:
Facebook
Twitter
Youtube