foto
20 de octubre de 2017

Enfermeras Para el Mundo promueve el derecho a una maternidad sin riesgos en Marruecos

Hace ya más de una década que Marruecos intenta mejorar su índice de desarrollo humano en línea con su mayor crecimiento económico ya que los programas de ajuste estructural que fueron implantados a comienzos de los años 80 dejaron un panorama social desolador, por los recortes que se efectuaron en los ámbitos sociosanitarios.

Posteriormente, los gobernantes se han visto en la obligación de dar respuesta a la presión ejercida por las nuevas generaciones en términos de demandas sociales y mayor reconocimiento de los derechos humanos.

Los indicadores de salud actuales demuestran que hay derechos que aun no están siendo ejercidos por la población, y muchas veces están relacionados con la dificultad de acceso a los servicios básicos en salud. Uno de ellos es el derecho a una maternidad sin riesgo, que además de ser una necesidad es un derecho humano y un indicador de desarrollo.

Según los datos de la última Encuesta Nacional Demográfica (2009-2010), la tasa de mortalidad materna en Marruecos se sitúa actualmente en 132 muertes por cada 100.000 nacimientos, lo que significa que el derecho a una maternidad sin riesgo aún no se ha conseguido. Además, la tasa de mortalidad infantil en Marruecos para niños de 0 a 5 años se sitúa actualmente en 36 muertes por cada 1.000 nacimientos. Desde 2006 Enfermeras para el Mundo está firmemente comprometida con la mejora de la cobertura sanitaria y la calidad de la atención en materia de salud materno-infantil en Marruecos. Desde ese año las estrategias de actuación de Enfermeras para el Mundo en Marruecos se han centrado en tres ejes fundamentales: la mejora de las competencias del personal sanitario, el refuerzo del rol de la profesión enfermera como actor fundamental en el sistema de salud, y la mejora de la atención integral sanitaria a la mujer y al niño.

A través del proyecto “TAMRID” (palabra árabe que significa “cuidados de enfermería”), financiado por la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, Enfermeras para el Mundo está contribuyendo a la mejora de la calidad de la atención sanitaria materna, especialmente en la región Souss-Massa-Daraa, y al refuerzo de las capacidades del sistema público de salud.Respecto a la estrategia de reforzar las capacidades del sistema sanitario público, la Asociación Marroquí de Ciencias de la Enfermería y Técnicas Sanitarias (AMSITS) y Enfermeras para el Mundo organizaron durante el primer semestre de 2011 un ciclo de formación en Liderazgo Enfermero.

Con esta formación se han reforzado las capacidades de una treintena de enfermeros y enfermeras de todo Marruecos, para que ejerzan una mejor práctica enfermera, realicen una gestión más eficaz de los servicios sanitarios e  incrementen su participación en la configuración de los servicios sanitarios públicos.

En cuanto a la mejora de la calidad de la atención sanitaria materna, se está elaborando, con la dirección y supervisión de la experta matrona y miembro del pleno del Consejo General de Enfermería de España, Dña. Olga Pérez Sala, una “Guía de la Matrona Tutora de Prácticas”. Esta guía responde a la necesidad de mejorar la supervisión que reciben las estudiantes matronas en prácticas en las distintas estructuras sanitarias.

Actualmente esta supervisión no tiene la calidad necesaria como para asegurar la correcta adquisición de competencias clínicas en la materia por parte de las estudiantes y futuras profesionales. La nueva guía permitirá a las matronas tutoras de las prácticas disponer de una herramienta útil para asegurar la calidad y aprovechamiento de las mismas. En el proceso de elaboración de la guía, realizada por Dña. Olga Pérez Sala, se están recogiendo de forma participativa las opiniones y sugerencias del colectivo de matronas de Marruecos.

A tal fin se están llevando a cabo una serie de talleres y encuentros en los que participan profesoras de la escuela de matronas y matronas en activo de las diferentes regiones del país. El objetivo de los mismos es recoger todas las aportaciones y sugerencias de las profesionales marroquíes con el fin de que la guía responda fielmente a las necesidades locales.

En el marco del mismo proyecto también se ha dotado con equipamiento para las salas de prácticas y laboratorio a los Institutos de Formación de Carreras de Salud (escuelas de enfermería y matrona, y especialidades) de Agadir, Ouarzazate y Tiznit. Con estos instrumentos los estudiantes podrán realizar sus prácticas clínicas de forma más satisfactoria y adquirir así los conocimientos necesarios para el futuro ejercicio de  su profesión con mayor calidad.Además del proyecto TAMRID, Enfermeras para el Mundo está llevando a cabo el proyecto “Estrategia PCIE” en la Región del Gharb-Chrarda-Beni Hssen, financiado también por la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha.

Esta iniciativa responde a la necesidad de mejorar la atención integral sanitaria al niño, sano y enfermo en esa zona.En el marco de esta intervención, se están formando enfermeros, enfermeras y médicos en directivas clínicas para el niño, siguiendo el enfoque de Atención Integral del Niño de la OMS para niños de 0-5 años en condiciones de buena salud y en condiciones de enfermedad.

Se espera formar a más de 400 profesionales sanitarios en estas competencias. Para desarrollarlo se han facilitado materiales de trabajo, como módulos de formación, murales y fichas explicativas, entre otros, con el objetivo de realizar la formación en las condiciones más óptimas. Además, se ha formado a un grupo de formadores con el fin de asegurar la continuidad de esta formación a más profesionales sanitarios y la sostenibilidad del proyecto a largo plazo. También se formará a un grupo de supervisores, para asegurar la correcta aplicación de las directivas clínicas que se están enseñando para el cuidado del niño, y que se van a implementar en las estructuras sanitarias, una vez finalizada la formación de los profesionales de las mismas.

Como conclusión hay que remarcar que el objetivo último de las actuaciones de Enfermeras para el Mundo en Marruecos responde a la necesidad de contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, especialmente a la mejora de la salud materna y a la reducción de la mortalidad infantil, a través del refuerzo de las capacidades del sistema de salud público de Marruecos, y en particular de la profesión enfermera, con el fin de garantizar el derecho a la salud de la población, especialmente de las mujeres y  los niños.

 


Entidad auditada y tranparente
Compártelo en:
Facebook
Twitter
Youtube