foto
19 de enero de 2018

Garantizar el derecho humano a la salud desde la formación de profesionales

Este proyecto está financiado por la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha.

Enfermeras Para el Mundo busca contribuir a mejorar el derecho a la salud de las mujeres en edad fértil de la Región de Sédhiou, como medida para luchar contra la pobreza, contra la inequidad de género y conseguir un desarrollo humano sostenible en el que las mujeres tienen un papel fundamental.

Para ello, se va a mejorar la formación de 326 parteras tradicionales, las conocidas como Banjeanou Gox, a través de diversas acciones de formación, información y sensibilización, en temáticas tales como la correcta identificación de signos de peligro en el embarazo, parto y postparto, las diferentes técnicas de Planificación Familiar, la Consulta Prenatal y postnatal, la prevención de la transmisión del VIH/SIDA de la madre al bebé, etc.

Estas mujeres son la base de la atención sanitaria en salud reproductiva, debido a la falta de matronas cualificadas en Senegal y en concreto en la Región de Sédhiou, pero sin embargo, no tienen la formación necesaria para atender a las embarazadas en el momento de la gestación, ni durante el parto y el postparto. Por lo tanto, son ellas las que atienden en mayor medida a las mujeres en los procesos de gestación, parto y postparto, pero sin las capacidades adecuadas, generándose así muchas situaciones de riesgo, que generan por tanto, las elevadas tasas de morbi-mortalidad materna e infantil; entre los 15 y 49 años el 32% de las muertes, están ligadas al embarazo y al parto.

En concreto se trabajará tanto con las parteras tradicionales comunitarias, que  son las que desarrollan su actividad en las comunidades, como con las parteras tradicionales de estructuras sanitarias, que son las que  desarrollan su actividad en las estructuras sanitarias (puestos de salud y centros de salud). Ambas constituyen el personal sanitario de confianza de las mujeres de Sedhiou, por lo que es fundamental que tengan las formación adecuada para que puedan orientar a las mujeres de la región en edad fértil. Igual de importante que la formación sanitaria, es fundamental el abordaje de este proyecto desde un enfoque más sociocultural y comunitario para que tenga éxito y lo más importante lo trabajado sea integrado por la población de Sedhiou y no dejar a nadie fuera, ya que  debido a la distancia o la condición de las carreteras desde las aldeas a los centros de salud muchas mujeres no acuden a los centros sanitarios a realizarse los controles prenatales o a dar a luz, con lo que aumenta considerablemente el riesgo tanto para la mujer como para el bebé. También es muy habitual, que las parteras tradicionales al ser mujeres conocidas y con prestigio dentro de las aldeas,  las mujeres prefieran que sean ellas las que las asesoren y les hagan el seguimiento del embarazo, por ello es de vital importancia que sean capaces de identificar posibles riesgos o complicaciones durante el embarazo para así poder derivarlas a centros de salud en caso de ser necesario.

En la Región de Sédhiou, sólo el 33.91% de los partos son asistidos por personal cualificado. Por ello se va a trabajar directamente con las parteras tradicionales para reforzar sus competencias en identificación de signos de riesgo durante el embarazo, una mejor atención en el parto y postparto para favorecer la referencia de casos a estructuras sanitarias y así reducir el número de casos con complicaciones y muertes, pero lo más importante, convertirlas en agentes de cambio en sus comunidades para que las mujeres en edad fértil de sus comunidades sean conscientes de sus derechos y puedan disfrutarlos. 


Entidad auditada y tranparente
20
Compártelo en:
Facebook
Twitter
Youtube