foto
19 de junio de 2019

Comienza un nuevo proyecto de Salud Reproductiva en Mauritania

Enfermeras Para el Mundo (EPM) ha puesto en marcha un nuevo proyecto: “Fortalecimiento del derecho a la salud reproductiva de los colectivos más vulnerables -mujeres y neonatos- en las comunidades rurales de R'kiz y Rosso, región de Trarza, Mauritania” con financiación del Gobierno de Canarias, en su firme compromiso por continuar desarrollando su estrategia de intervención en Salud Reproductiva en el país.

Los altos índices de mortalidad materna e infantil, así como las graves deficiencias en el acceso a la educación, salud y otros recursos básicos necesarios para mantener el bienestar de muchas poblaciones en el mundo, evidencian la vulneración del Derecho a la Salud y los Derechos Sexuales y Reproductivos. Por ello, es crucial que los estados actúen en consecuencia para promoverlos.

La primera vez que se reconoció a nivel internacional la contribución de la salud y los derechos sexuales y reproductivos al desarrollo sostenible fue en la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo celebrada en 1994, en El Cairo. En el año 2000, en la Cumbre del Milenio, uno de los Objetivos del Milenio (ODM) definidos fue reducir la mortalidad materna. En 2006, se añadió como meta el acceso universal a la salud reproductiva. En septiembre de 2015, los Estados Miembros de las Naciones Unidas definieron La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible con sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). En el ODS 3: Salud y bienestar, se incluye la meta: Reforzar el acceso a la salud sexual y reproductiva.

La cooperación española, mediante programas de financiación estatal y autonómico, promueven la consecución de los ODS junto con las organizaciones de la sociedad civil (ONGs). Enfermeras Para el Mundo se implica en esta reivindicación y trabaja para contribuir al alcance de los ODS realizando proyectos en los países donde tales derechos son vulnerados.  

Estrategia de Salud Reproductiva en la región de Trarza

Según el Plan Nacional de Salud Reproductiva en Mauritania, la mortalidad materna es de 582/100.000 nacidos vivos y la infantil de 115/1000. Trarza se caracteriza por poblaciones rurales aisladas, escasos recursos y peores estadísticas que en el resto del país en materia de salud reproductiva. El matrimonio precoz es muy frecuente (superior al 10%; 52% entre los 15 y 19 años). La tasa de mutilación genital es más elevada en el medio rural que en el urbano (81 %), siendo Trarza una de las regiones con mayor afección.

En este contexto, en el 2014, EPM y el Ministerio de Salud de Mauritania identificaron las necesidades de la región en este ámbito. Fruto de este trabajo, EPM elaboró la Estrategia de intervención en Salud Reproductiva para la región de Trarza, cuyo objetivo es fortalecer el derecho a la salud reproductiva de los colectivos más vulnerables y reducir la morbimortalidad materna y neonatal. 

La estrategia se estructura en los siguientes ejes de intervención: Refuerzo de la población vulnerable para ejercer su derecho a la salud reproductiva, con especial atención al colectivo de mujeres; Reducción de la prevalencia de prácticas nefastas (Mutilación Genital Femenina, matrimonio precoz) y otras prácticas de riesgo no saludables; Capacitación de profesionales sanitarios; Mejora en la calidad, accesibilidad, disponibilidad y sostenibilidad de los dispositivos sanitarios, y Apoyo a las instituciones para una mejor gestión de recursos. 

A partir de estos ejes se diseñan proyectos con acciones específicas. En 2016, se comienza a implementar esta estrategia en las comunas de R`kiz y Rosso de Trarza, con un proyecto que actualmente está finalizando, financiado por la AECID.

El proyecto que acaba de comenzar con financiación del Gobierno de Canarias responde a una segunda fase de la estrategia, con nuevas acciones en dos localidades de las mismas comunas: Tekane y Breune. Se rehabilitarán y equiparán dos centros de salud, se capacitará al personal sanitario y se dinamizarán los Comité de Salud de ambas localidades. Además, se realizará una campaña de sensibilización de la población en salud reproductiva, planificación familiar y prevención de prácticas nefastas.  

Con este proyecto, EPM seguirá contribuyendo a la mejora de las condiciones de vida de las poblaciones más vulnerables de la región, en la defensa de los derechos humanos y el alcance de los ODS.

 

 


Entidad auditada y tranparente
20
Compártelo en:
Facebook
Twitter
Youtube