foto
20 de octubre de 2017

Los Colegios de Enfermería de Tenerife y Cantabria equipan de batas de prácticas a los profesores y alumnos de la Escuela de Enfermería de Kiffa (Mauritania)

Un gran ejemplo de solidaridad de estos representantes de la enfermería española.

Enfermeras para el Mundo, junto con el Ministerio de Salud de Mauritania, creó en 2009 la segunda Escuela de Enfermería del país, en Kiffa, ciudad situada en el interior del país, a 6oo Km. de la capital.
En Mauritania hay un déficit de 10.000 enfermeros/as y matronas. Existen únicamente 2.000 profesionales para una población de 3 millones de habitantes y esta insuficiencia es más acusada en las zonas del interior del país, en las que aún es más difícil desplazar a los profesionales sanitarios que son formados en la capital.
La Escuela de Kiffa se ha construido con el objetivo de descentralizar la formación de enfermería y conseguir así que estos profesionales permanezcan en su región y de esta forma se produzca un mayor acercamiento de la  atención sanitaria a la población.
En esta escuela se están formando en estos momentos 219 alumnos y alumnas  en enfermería, matrona y auxiliar de enfermería, que se incorporarán posteriormente a las estructuras sanitarias de su región.
Actualmente se están mejorando las instalaciones de la Escuela mediante la construcción de un edificio que albergará a las próximas promociones.
Aunque las bases ya se han puesto, las necesidades de equipación de dicha Escuela son  muchas, y el presupuesto escaso. Se ha incrementado el número de libros de estudio y consulta con obras bibliográficas sanitarias en francés y en árabe, y dotado de diverso material didáctico para la realización de las prácticas.
Gracias al apoyo, esfuerzo y generosidad de los Colegios Oficiales de Enfermería de Tenerife y Cantabria, se ha podido enviar también un lote de batas para que los alumnos puedan realizar sus prácticas en las condiciones adecuadas.

 


Entidad auditada y tranparente
Compártelo en:
Facebook
Twitter
Youtube