foto
9 de diciembre de 2019

La Violencia contra las Mujeres también vulnera el Derecho Humano a la Salud

Mejorar la salud de las mujeres pasa por erradicar la Violencia de Género

En el año 1999 la Asamblea General de Naciones Unidas en su resolución 54/134 el 17 de diciembre de 1999 invitó a que gobiernos, organizaciones internacionales y ONGs a realizar actividades dirigidas a sensibilizar a la opinión pública sobre el problema de la violencia contra las mujeres, estableciendo el  Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer  que se conmemora anualmente el 25 de noviembre para denunciar la violencia que se ejerce sobre las mujeres en todo el mundo y reclamar políticas en todos los países para su erradicación.
Han pasado ya 20 años desde ese llamamiento y la situación que vivimos las mujeres en todo el mundo no ha mejorado y tal y como dice su Secretario General António Gutiérrez "Hasta que las mujeres y las niñas, que constituyen la mitad de la humanidad, vivan sin miedo, sin violencia y sin inseguridad diaria, no podremos afirmar realmente que vivimos en un mundo justo y equitativo."

Los efectos psicológicos de la violencia contra las mujeres y niñas, al igual que las consecuencias negativas para su salud les afectan en todas las etapas de sus vidas.

Enfermeras Para el Mundo, fue creada anteriormente a este mandato de Naciones Unidas y nuestra misión es “Poner en marcha acciones y proyectos de cooperación para contribuir a cambiar las condiciones de exclusión que afectan a poblaciones de países empobrecidos de modo que se favorezca su ejercicio de los derechos humanos, especialmente el de la Salud” . En nuestro recorrido ha sido imposible abstraerse de la situación de violencia que viven multitud de mujeres en todo el mundo, porque esa violencia de forma directa e indirecta es la causante de que esas mujeres no disfruten de una buena salud física y mental, sin olvidar que a causa de esta violencia muchas mujeres y niñas han perdido la vida.
Enfermeras Para el Mundo desarrolla desde 1996 proyectos dirigidos a mejorar la salud de las personas, y a lo largo de estos años ha introducido en los mismos de forma cada vez más  contundente objetivos y actuaciones encaminadas a la reforzar la situación de las mujeres y las niñas, ya que en todos los países donde trabajamos constituyen los grupos más vulnerables, y no son respetados sus derechos.
Los proyectos que realiza Enfermeras Para el Mundo pretenden no sólo mejorar la salud de las mujeres, sino también garantizar los derechos de niñas y mujeres.
Como ejemplo, en Mauritania, se ha mejorado el acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva para que las mujeres, en el momento del embarazo, el parto y el postparto sean atendidas por personal capacitado que les garantice una atención adecuada, porque tal y como indica la OMS “Cada día mueren en todo el mundo unas 830 mujeres por complicaciones relacionadas con el embarazo o el parto. Prácticamente todas estas muertes se producen en países de ingresos bajos y la mayoría de ellas podrían haberse evitado”. 
En Senegal, actualmente, se está llevando a cabo un proyecto para prevenir la mutilación genital femenina, que además de ser un peligro para la salud de las niñas y mujeres es una violación de sus derechos,  ya que las secuelas que sufrirán aumentarán las posibilidades de que su vida corra peligro. Son habituales las complicaciones durante la práctica de la mutilación debido a que en general no se realiza en las mejores condiciones de higiene o las niñas no tienen un buen estado de salud previo. Las consecuencias a la hora de poder tener relaciones sexuales conllevan que deban ser de nuevo mutiladas, al igual que durante el parto, ya que la abertura vaginal es demasiado pequeña para que pase el bebé.
En Marruecos, Enfermeras Para el Mundo empezó a trabajar con el Ministerio de Salud y con las diferentes asociaciones de enfermería del país para apoyar la implementación de las políticas públicas en materia de lucha contra la mortalidad materna e infantil y promoción de la salud reproductiva. El objetivo era dar respuesta a las prioridades estratégicas establecidas en estos ámbitos por dicho Ministerio. La experiencia en estas actuaciones permitió identificar un problema recurrente ,el de la violencia ejercida contra las mujeres y las niñas. Alertado por la magnitud del problema, el Ministerio de Salud integró a Enfermeras Para el Mundo en su plan de acción, para impulsar una intervención específica en la atención sanitaria a las víctimas y supervivientes de violencia.
En Bolivia, Enfermeras Para el Mundo  realiza proyectos dirigidos a afrontar dos formas diferentes de violencia contra las mujeres, por un lado, la violencia que sufren por parte de sus compañeros o excompañeros sentimentales (según los datos de ONU Bolivia, 7 de cada 10 mujeres sufren algún tipo de violencia, sea física, psicológica o sexual),y , por otro lado, a la lucha contra la trata (según ONU Mujeres, el 71% de las víctimas de la trata en todo el mundo son mujeres y niñas, y 3 de cada 4 de ellas son utilizadas para la explotación sexual).


La violencia contra la mujer sigue siendo un obstáculo para alcanzar la igualdad y el respeto de los derechos humanos de mujeres y niñas



La violencia contra las mujeres no solo se produce en los países en desarrollo. En España, un país desarrollado, hasta el mes de octubre de 2019 51 mujeres han sido asesinadas por sus compañeros o excompañeros sentimentales, y  según la Fiscalía General del Estado entre 2017 y 2018 las diligencias previas abiertas por delitos contra la libertad e indemnidad sexual aumentaron un 23,2%  y el número de víctimas de violencia de género  que fueron inscritas en el Registro Central del Ministerio de Justicia en el año 2018 aumentó un 7,9% respecto al año anterior.
Por ello Enfermeras Para el Mundo desarrolla proyectos de sensibilización dirigidos a la población española, como “Cuentos con Objetivo” donde a través de los cuentos que históricamente han sido un instrumento de transmisión de valores y ofrecen modelos de actuación y de identificación, se da a conocer, entre otros, el derecho a la salud y a la igualdad de género recogidos en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Otro ejemplo de actividades de sensibilización en España son los talleres para la prevención y la lucha contra la trata con fines de explotación sexual.
Para mejorar el estado de salud y el cumplimiento de los derechos de las mujeres y niñas de los países es imprescindible acabar con la violencia de género, y por ello Enfermeras Para el Mundo reafirma su compromiso de seguir denunciando, trabajando y luchando para prevenirla y erradicarla.

 

 


Entidad auditada y tranparente
20
Compártelo en:
Facebook
Twitter
Youtube