foto
15 de diciembre de 2017

Enfermeras Para el Mundo en la región de la Amazonia

La Amazonia es una gran región situada en América del Sur que incluye la selva tropical de la cuenca del río Amazonas. Se extiende por Colombia, Venezuela, Brasil, Ecuador, Bolivia, Perú, Suriname y Guayana. 

Enfermeras para el Mundo (EPM) trabaja en la Amazonia desde 2005, cuando inició su labor en la provincia de Morona Santiago, en Ecuador, con los indígenas Achuar y Shuar. Más tarde, en 2007, en el municipio de Ixiamas, Bolivia, y en 2009 en la provincia de Rioja, Perú. 

Esta región está habitada por grupos indígenas que viven en aislamiento voluntario, comunidades indígenas autóctonas en proceso de asentamiento, indígenas colonos, campesinos, población mestiza, grupos religiosos menonitas, inmigrantes extranjeros… 

La densidad de población es baja, menos de un habitante/km2, siendo predominantemente joven, pues más de un 35% es menor de 14 años. La distribución por sexo, suele ser diferente a la media nacional; hay más hombres que mujeres, debido a la inmigración de hombres para trabajar en la explotación maderera, recogida de castañas u otros productos agrícolas. 

A estas características se suma la huella de la historia, que marca el desarrollo  económico, social y cultural en la zona. Un proceso común en los tres países fueron las reformas agrarias realizadas en el siglo XX, que pretendieron redistribuir la tierra, promoviendo el avance de la frontera agrícola y la colonización de las tierras del Amazonas, en detrimento de la población indígena autóctona. Igualmente la región ha vivido diferentes etapas de explotación, como la fiebre del caucho y luego la del oro, con consecuencias sobre el medio ambiente,  y conflictos armados, como en Perú. 

Actualmente, tanto en Bolivia como en Ecuador y Perú, existen políticas públicas para proteger la riqueza natural, cultural y social, especialmente de los pueblos indígenas. Por eso algunos de ellos, como los Achuar, pueden decidir sobre el ordenamiento territorial de su región, y el modo de relacionarse con el Estado Ecuatoriano. En Bolivia los procesos de reconocimiento de Tierras Comunitarias de Origen siguen su curso, con problemas internos y de intereses encontrados entre los diferentes grupos socio-culturales que habitan la región.   

El estado de la salud en la Amazonia es reflejo de esta situación socio-económica. Se observan perfiles epidemiológicos de enfermedades transmisibles y crónicas, éstas últimas en aumento, sin que las primeras dejen de ser un problema. Las principales causas de enfermedad y muerte son las enfermedades infecciosas, EDA (enfermedad diarreica aguda) e IRA (infección respiratoria aguda), la desnutrición y las enfermedades endémicas, como la malaria, leishmaniasis y fiebre amarilla. Las primeras son las que causan más altas tasas de mortalidad en la infancia. Las enfermedades cardiovasculares, como la diabetes y la hipertensión, afectan más a la población adulta y mayores. Existen también problemas relacionados con el consumo de alcohol, tabaco y la violencia. 

Por otro lado, es preocupante la morbi-mortalidad relacionada con el embarazo, parto y postparto, la alta tasa de fecundidad, el embarazo adolescente y la violencia de género.

Lamentablemente los datos de salud de estas comunidades son inexactos, debido al alto porcentaje no registrado oficialmente. 

En la salud de la amazonia actúan como factores determinantes el patrón poblacional, el agua y el saneamiento, el acceso a los servicios de salud y la pobreza. Se está pasando del poblamiento disperso al concentrado, con mayores riesgos de infecciones y contagios, así como mayor presión sobre el medio ambiente, y mayores demandas de servicios públicos y sociales. Además, no se encuentran fuentes de agua limpia por la alta contaminación que sufren los ríos, y por la escasa inversión pública en sistemas de agua potable y saneamiento. 

En el acceso a los servicios de salud influyen negativa y determinantemente las barreras geográficas, culturales, económicas y sociales: dispersión y aislamiento de las comunidades, escasas y difíciles vías de comunicación, discriminación y baja adaptación de los servicios a la cosmovisión indígena, altos costes de desplazamiento, bajos niveles educativos y la inequidad de género. 

La cooperación española, de la que forma parte EPM, apoya las políticas de universalización del derecho a la salud a través de cuatro estrategias. La primera está relacionada con la salud intercultural, con el reconocimiento y revalorización de los saberes ancestrales en salud y la complementariedad entre la biomedicina y la medicina tradicional. La segunda, con el fortalecimiento de la organización comunitaria en salud; la tercera, con la adaptación de los servicios sanitarios al contexto, y la cuarta, con acciones de desarrollo integral, incorporando sectores como el agua, la soberanía alimentaria y empoderamiento de las mujeres.

Fruto del compromiso de EPM son los proyectos que realiza en esta región y que se concretan acciones como la formación del personal de salud y agentes tradicionales (para encontrar espacios de actuación conjuntos), los planes de información, educación y comunicación con la comunidad y las autoridades, la reparación de infraestructuras de salud y creación de otras nuevas, (como un barco hospital que llega a las comunidades más aisladas), la introducción de huertas y granjas (para completar las necesidades nutricionales), el trabajo con organizaciones de mujeres (para su empoderamiento y fortalecimiento de servicios legales que defienden los derechos de las mujeres, niños/as) y la mejora de los medios de comunicación, como la radio comunitaria.

Es así, como paso a paso se construyen procesos que generan capacidades para que las poblaciones, sus organizaciones y también el Estado garanticen y ejerzan el derecho humano a la salud. Y en este contexto de ayuda al desarrollo se sitúa el compromiso de la sociedad española que, a través de la cooperación, contribuye a lograr que la población de esta región del mundo ejerza su derecho a la vida y a la salud.

 


Nadia Revelo Bolívar
Delegada de Enfermeras para el Mundo
en América Latina

La Paz, Bolivia


Entidad auditada y tranparente
Compártelo en:
Facebook
Twitter
Youtube