foto
16 de agosto de 2017

Salud materno infantil y enfermería en Marruecos

Finalizan dos proyectos de Enfermeras para el Mundo en Marruecos que contribuyen a mejorar la salud materno infantil y a reforzar la profesión enfermera

Marruecos es un país en el que la mayoría de los indicadores de salud evolucionan favorablemente, pero a pesar de que se está produciendo un aumento significativo de la tasa de partos asistidos en estructuras sanitarias, la tasa de mortalidad materna y neonatal es aún muy elevada. Existe además un  importante problema de malnutrición en los niños y niñas de 0 a 5 años, que se ha triplicado pasando del 3% al 9,3%.

El Ministerio de Salud de este país se enfrenta ahora al gran desafío que supone mejorar la calidad de la gestión de los centros sanitarios y aumentar el número de profesionales sanitarios que sean capaces de prestar unos cuidados de calidad a la población.

Enfermeras para el Mundo desarrolla su actividad en Marruecos desde 2006, y no es ajena a esta realidad. Muestra de ello son los dos proyectos de cooperación que recientemente ha finalizado, que son el claro exponente de su compromiso con la salud, la enfermería y las profesiones sanitarias, y en los que se ha priorizado el refuerzo de las capacidades del personal sanitario en salud materno-infantil.

Uno de estos proyectos es el denominado “TAMRID: mejora del sistema de formación de profesionales enfermeros y matronas y fortalecimiento de la profesión enfermera en Marruecos”, que finalizó el pasado mes de mayo.  Se llevó a cabo en colaboración con el Ministerio de Salud de Marruecos y la Asociación Marroquí de Ciencias de la Enfermería y Técnicas Sanitarias (AMSITS). Este proyecto ha conseguido importantes mejoras pedagógicas y de gestión en la formación de enfermería y en sus especialidades (anestesia y reanimación, psiquiatría, laboratorio, radiología, fisioterapia), en la formación de matronas, y de asistentes sociales, que se imparte en los veintitrés Institutos de Formación de las Carreras de Salud (IFCS) del país.

Con este proyecto, además, se han equipado las salas de prácticas de los IFCS de la Región de Souss Massa Daraa, lo que ha permitido que 863 enfermeras y enfermeros hayan mejorado sus habilidades prácticas.

También en el marco del proyecto TAMRID se ha creado una herramienta pedagógica destinada al seguimiento de las prácticas clínicas de las estudiantes de matrona (Guía de tutorización y supervisión de las prácticas de las estudiantes matronas de los IFCS). Esta novedosa guía, que utilizarán las tutoras de prácticas, beneficiará inicialmente a 200 estudiantes matronas de la Región de Sous Massa Daraa  y posteriormente se implantará a nivel nacional.
Actualmente en Marruecos, la profesión de enfermería no tiene muchas oportunidades de desarrollo profesional lo cual favorece la desmotivación y la ausencia de liderazgo del colectivo enfermero.

Por ese motivo se ha desarrollado un programa de formación en liderazgo enfermero en el que han participado una treintena de enfermeros y enfermeras seleccionados específicamente por su perfil profesional y personal. Esta formación está permitiendo que dichos profesionales ejerzan un mayor liderazgo en la práctica clínica, en la gestión de las estructuras de salud en las que trabajan, en actividades de sus organizaciones profesionales y en la configuración de los servicios que presta el sistema público de salud.

Además, se ha reforzado el sentimiento de pertenencia de enfermeros y enfermeras a su propio colectivo de enfermería, promoviendo actividades de inclusión y participación en su  organización profesional, la AMSIT. También se han creado también dos delegaciones de la AMSITS en El Laayoun y en Taza. Como consecuencia de todo esto, la AMSITS ha aumentado su capacidad para emitir propuestas y canalizar demandas destinadas a mejorar la oferta de salud que se hace a la población.

La prevención de enfermedades durante la infancia

También finalizó en el mes de mayo el  proyecto “Implementación de la estrategia de atención integral infantil (PCIE) en la Región de el Gharb-Chrarda-Bni-Hssen”.  En el ámbito de este proyecto se ha formado a 400 médicos y enfermeras de dicha región en directivas clínicas de la estrategia PCIE.

Esta estrategia recoge todas las directrices existentes para la prevención de enfermedades y problemas de salud durante la infancia, para su detección precoz y tratamiento efectivo, y para la promoción de hábitos de vida saludables en la familia y la comunidad.

Con esta formación se ha dotado al personal sanitario dedicado a la atención al niño de los conocimientos y habilidades necesarios para evaluar de forma secuencial e integrada la condición de salud del menor y, de esta manera, detectar las enfermedades o problemas que más frecuentemente le afectan, según el perfil epidemiológico de cada lugar.

A partir de esta evaluación, la estrategia PCIE proporciona instrucciones claras sobre la clasificación de las enfermedades y problemas, y establece el tratamiento que debe administrarse para cada una de ellas. También contiene las indicaciones necesarias para controlar la evolución del tratamiento, identificar la necesidad de aplicar medidas de prevención y ejecutarlas, e informar y educar a los padres sobre la prevención y promoción de la salud de sus hijos e hijas.

En el marco del proyecto que ha desarrollado Enfermeras para el Mundo, se ha instruido a un grupo de formadores que asegurarán la continuidad de esta formación, y se ha establecido también un mecanismo de seguimiento y supervisión de las prácticas de estos profesionales de salud en los centros donde a diario prestan sus servicios.

Con estos dos proyectos, que han sido financiados por la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, Enfermeras para el Mundo está contribuyendo a mejorar la salud materna infantil y la calidad de la atención sanitaria del Sistema Público de Salud de Marruecos.

En definitiva, estas iniciativas están favoreciendo el ejercicio del derecho de la población a la salud.


Entidad auditada y tranparente
Compártelo en:
Facebook
Twitter
Youtube