foto
24 de junio de 2017

Enfermeras Para el Mundo y la AECID reestructuran los programas de formación de enfermeros y matronas en Mauritania

Dentro del Proyecto Kiffa se han revisado los nuevos cinco currículum oficiales

Mauritania sufre actualmente una grave escasez de personal sanitario cualificado en enfermería. Esto ocurre en un país donde la ausencia de médicos y especialistas les convierte, aún más si cabe, en elementos clave del sistema sanitario público. 

En 2008, Mauritania contaba con aproximadamente 2 000 enfermeros y matronas, lo que supone un enorme déficit de 14 000 efectivos para la población nacional, según la reglamentación de la Organización Mundial de la Salud (OMS). A esta carencia, hay que sumar la falta de oferta formativa enfermera privada y las condiciones climatológicas adversas del interior del país, que lo hacen poco atractivo como destino profesional. Además, la gran concentración de la población en la capital, Nouakchott, y en la zona sur del país que limita con Senegal, agrava la situación.

El centro nacional de formación de enfermeros y matronas había estado ubicado siempre en la Escuela Nacional de Salud Pública de Nouakchott (ENSPNktt). Para resolver el déficit histórico de personal sanitario, el Ministerio de Salud (en adelante MS) lanzó la estrategia nacional de formación enfermera descentralizada mediante la creación de Escuelas de Salud Pública (ESP) en las regiones del centro, sur y este del país (ESPKiffa en 2009, apoyada por Enfermeras Para el Mundo y las ESPRosso, ESPSelibaby y ESPNema en 2011). Con esta medida, se buscaba que la falta de personal en las estructuras sanitarias aisladas y alejadas de la capital dejara de suponer un problema para la atención sanitaria a la población.

El Proyecto Kiffa: “Mejora de la capacidad de la formación inicial de enfermeros/as y matronas – Apoyo a la estrategia de descentralización de la formación inicial de enfermeros y matronas del Ministerio de Salud de la República Islámica de Mauritania” está financiado por la AECID, en colaboración con el MS. Conforme al mismo, en diciembre de 2010 y septiembre de 2012, se organizaron los dos talleres de revisión de los cinco nuevos currículum oficiales de enfermeros y matronas (Enfermero Medical, Enfermero Obstétrico, Enfermero de Salud, Matrona Diplomada de Estado y Enfermero Diplomado de Estado). 

En estos talleres, participaron los directores y jefes de estudio de las cinco Escuelas de Salud Pública de Mauritania y una selección de expertos y profesionales en ejercicio en representación del MS y Enfermeras Para el Mundo. Entre las conclusiones del trabajo de grupo, además de importantes reflexiones, se consensuaron una serie de correcciones y aportaciones en torno a los contenidos y a la carga horaria de cada una de las materias que componen estos nuevos currículum, que todavía no han sido implantados a la espera de la aparición de su decreto de aplicación. 

A dichos talleres, les siguió el 18 de octubre de 2012 un encuentro histórico que contó con asistentes como: representantes del MS encabezados por su Secretario General, los directores de las cinco ESP, presidentes de las asociaciones profesionales y sindicatos de enfermeros y matronas. En dicha jornada, se presentó una restructuración provisional de los contenidos de los cinco nuevos currículum para adaptarlos a los tres currículum en vigor (Enfermero Médico Social, Matrona Diplomada de Estado y Enfermero Diplomado de Estado). Asimismo, se expusieron algunas correcciones previas al decreto, que desarrolla el Estatuto Particular de los Cuerpos de la Salud y la Acción Social. También, se destacó la necesidad de adaptarse al sistema LMD (Licencia Master Doctorado) para que los estudios de enfermeros y matronas sean de cuatro años en vez de los tres actuales.

Fruto de este trabajo, se ha conseguido la actualización de los programas de formación de enfermeros y matronas, la homogenización nacional de los currículum para las cinco Escuelas de Salud Pública; la aportación de mejoras previas a la aplicación legal de éstos; la apropiación de los contenidos por parte de los responsables de las escuelas así como la motivación para ponerlos en práctica y la construcción del ambiente propicio para la colaboración entre los centros educativos, de manera que puedan coordinarse en reclamar mejoras consensuadas y compartir soluciones a problemas comun

 

 


Entidad auditada y tranparente
Compártelo en:
Facebook
Twitter
Youtube