foto
17 de agosto de 2017

El Consejo General de Enfermería pone un modelo de reclamación a disposición de los afectados por la prueba de evaluación de la competencia de enfermería geriátrica

El Consejo General de Enfermería y el Sindicato de Enfermería SATSE han solicitado a los Ministerios de Sanidad y Educación una solución inmediata y satisfactoria a la injusta situación en la que se han visto inmersos los profesionales que este fin de semana se enfrentaron a la prueba

Ante el gran número de quejas recibidas por el Consejo General de Enfermería, los servicios jurídicos del órgano de representación de los 260.000 enfermeros que trabajan en nuestro país ha elaborado un documento de reclamación que los enfermeros que se presentaron a la prueba de evaluación de la competencia de la especialidad de enfermería geriátrica, si así lo desean, pueden presentar, con la mayor urgencia posible, ante el Ministerio de Educación.

En el modelo reclamación adjunto los afectados por el contenido de la prueba de evaluación de la competencia celebrada los pasados 19 y 20 de octubre pueden hacer constar su rechazo al contenido de la misma “por no ajustarse al contenido real de la práctica de la enfermería geriátrica ni corresponder al enfoque y orientación de la especialidad”. En el mismo se especifica que “la prueba celebrada no está adaptada para Enfermería, ya que sólo un porcentaje inferior al 30-35% es propio de conocimiento enfermero, y el resto pertenece a otras disciplinas”, con cuestiones de patología referidas a ámbitos generales médico-quirúrgicos y no geriátricos.

Todo ello, a juicio de los servicios jurídicos del Consejo General de Enfermería constituyen una grave infracción de, entre otros, "los principios y criterios contenidos en la Resolución de 17 de julio de 2009, de la Secretaría General de Universidades, por la que se establecen las bases de la convocatoria de la prueba objetiva prevista en la disposición transitoria segunda del Real Decreto 450/2005, de 22 de abril, sobre especialidades de Enfermería”.

Por tanto, según el modelo de reclamación propuesto, el enfermero afectado procederá a solicitar al Ministerio de Educación, con la mayor urgencia posible, que, o bien “valore todas las opciones posibles a fin de hacer que los resultados de dicha prueba sean coherentes con el objetivo esencial de la convocatoria”, o bien “contemplen la posibilidad de anular” las pruebas celebradas los pasados 19 y 20 de octubre.

Traslado de la cuestión al Ministerio de Sanidad

Por otra parte, el Consejo General de Enfermería y el sindicato Satse, integrantes de la Mesa Estatal de la Profesión Enfermera, ante la gravedad de los hechos ha acordado trasladar al Ministerio de Sanidad la situación de los miles de enfermeros que se presentaron a la prueba. Cuestión que van a introducir, como primer punto del orden del día, en la próxima reunión de la Comisión de Seguimiento del pacto firmado con el Ministerio que se celebrará el próximo 31 de octubre.

En dicha reunión los integrantes de la Mesa Estatal de la Profesión Enfermera tienen previsto solicitar el cumplimiento de lo establecido en el artículo II.3.2 de dicho acuerdo, para que se promuevan “cuantas medidas sean necesarias para facilitar la puesta en marcha de la convocatorias de las pruebas de evaluación de la competencia pendientes para el acceso por vía excepcional, primando criterios similares a los que se tienen en cuenta para otros profesionales en cuanto a ampliación de los plazos para la adquisición de méritos para el acceso, incremento del número de oportunidades, tipo de pruebas, etc., para todas las especialidades”, incluyendo enfermería geriátrica.

Esta misma petición se va a adelantar en una carta conjunta enviada tanto al Ministerio de Sanidad, como al de Educación, reclamando el cumplimiento de estas previsiones.

Nota de Prensa del Consejo General de Enfermería.pdf

Descargar Modelo de Reclamación.pdf


Entidad auditada y tranparente
Compártelo en:
Facebook
Twitter
Youtube