foto
20 de octubre de 2017

Valores y principios

El desarrollo y la innovación de la profesión enfermera son fuentes fundamentales de progreso para los sistemas de atención de salud en todo el mundo. Enfermeras y enfermeros trabajan en todos los contextos y con todo tipo de pacientes, familias, comunidades, personal de atención de salud y personal de otros sectores. La cercanía e implicación de la enfermería en el cuidado de la salud la sitúan en una posición de importancia crítica para aportar soluciones creativas y de calidad que mejoren realmente la vida diaria de los/as ciudadanos/as y los/as pacientes, las organizaciones y comunidades, y también la de la propia profesión.

Las soluciones nuevas que aportan los profesionales de enfermería también son un elemento de vital importancia en las iniciativas encaminadas a resolver los problemas de salud en el mundo, ya sean actuales o futuros, tales como la mortalidad infantil, el VIH/SIDA, la tuberculosis, el paludismo, la desnutrición y otros problemas derivados de la pobreza, la falta de recursos sanitarios y la escasez de los recursos humanos.

En estas soluciones innovadoras es fundamental la implicación de todo el ámbito sanitario para que los servicios de salud en todo el mundo lleguen a ser equitativos, seguros y eficaces,  y, al mismo tiempo, se adecúen a los recursos económicos disponibles e incidan para que las inversiones en desarrollo social sean mayores.

La contribución de Enfermeras Para el Mundo a la mejora de la salud de las poblaciones más vulnerables se enmarca en un concepto integral de la misma, más allá de la existencia de enfermedad, sino como “estado de completo bienestar físico, psicológico y social” (OMS-1946), recogido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos como un derecho fundamental.

Desde este punto de vista, sus actuaciones incluyen aspectos como la nutrición, la seguridad alimentaria, el acceso al agua, o el saneamiento ambiental, etc., además de la educación para la salud. De esta forma EPM trabaja en el logro de otros derechos humanos que posibilitan el derecho a la salud.

El trabajo de Enfermeras Para el Mundo se dirige a que los servicios de salud en las regiones más desprotegidas sean equitativos, seguros y eficaces, y al mismo tiempo se potencien los recursos disponibles, con el apoyo a la profesión enfermera y a los recursos humanos en salud, a través del mejoramiento de la calidad de los titulares de obligaciones como gobiernos locales y entidades públicas del sector salud, del empoderamiento de la sociedad civil para el ejercicio de sus derechos humanos y del trabajo intersectorial con una visión holística de la salud que permita el mejoramiento de otros derechos como el de acceso al agua, a una alimentación adecuada, a la educación,...

Entidad auditada y tranparente
Compártelo en:
Facebook
Twitter
Youtube