foto
23 de mayo de 2017

Cooperación al desarrollo

Teniendo como referente la Agenda Post 2015, la salud debe ser reconocida como un derecho humano y un bien público global. El papel de la sociedad civil es el exigir y apoyar las responsabilidades que los estados deben asumir garantizando, promoviendo, protegiendo y respetando el derecho de sus ciudadanos y ciudadanas a gozar del máximo estándar de salud posible. Desde EPM pondremos un especial énfasis en la situación de salud en las zonas vulnerables, por medio del fortalecimiento de los sistemas sanitarios y la demanda de servicios de salud.

Lo prioritario es incidir en el fortalecimiento de los sistemas sanitarios públicos y comunitarios, para garantizar así que todas las personas en todo el mundo tengan acceso equitativo a la atención sanitaria pública de calidad. Es importante trabajar para la mejora del acceso de las personas más pobres, vulnerables y excluidas, así como la reducción de las inequidades.

Pero además, como bien sabemos en EPM, la salud está influenciada a menudo por factores al margen del ámbito de lo sanitario y, a su vez, muchos factores sociales afectan a la mortalidad y morbilidad a nivel mundial. Resulta necesario tomar compromiso también con determinantes sociales de la salud como la vivienda, el transporte, el empleo, la educación, etc. Desde EPM trabajamos ámbitos determinantes para la salud como son el acceso al agua, la soberanía alimentaria, el desarrollo rural, la desnutrición o la equidad de género.

Las dimensiones de cooperación para el desarrollo del trabajo de Enfermeras Para el Mundo son:

  • Respeto y cumplimiento de los Derechos Humanos: No compromiso en el respeto de derechos sino más garantizar el cumplimiento de los DDHH y la aplicación de sus principios. Los DDHH no es añadido opcional, sino el enfoque humano esencial a partir del cual se configura todo lo demás. Vamos a seguir atendiendo a los principios de igualdad y no discriminación, de participación y empoderamiento y de atención prioritaria a los colectivos en situación de mayor vulnerabilidad.
  • Salud Global: La salud global entendida como el esfuerzo de todas las naciones y pueblos porque todas las personas tengan el mayor nivel posible de bienestar físico, mental y social. Tiene en la agenda mundial, el compromiso por el trabajo intersectorial y la unificación de esfuerzos para conseguir el acceso universal a los servicios de salud. Esta visión global permite a EPM, trabajar desde los determinantes sociales de la salud y el fortalecimiento de la participación social y la democracia, entendiendo que sin la participación, cualquier esfuerzo tiene resultados pasajeros.  
  • Disminuir las desigualdades: La desigualdad fue una de las principales omisiones de los ODM y es un factor determinante en contra de la pobreza. Miles de millones de personas están quedando excluidas del crecimiento económico. Es necesario trabajar afrontando estas desigualdades para garantizar que todas las personas accedan a recursos económicos, bienes y servicios. 
  • Igualdad de género: El respeto y cumplimiento de los derechos de las mujeres debe seguir siendo una línea de acción prioritaria en la agenda de desarrollo y en nuestro trabajo diario. La desigualdad de género es una de las principales vulneraciones de derechos humanos y su abordaje impactará positivamente por lo menos a la mitad de la población a nivel mundial.
  • Sostenibilidad medio ambiental, social y económica: Desde la dimensión social, supone incorporar criterios de equidad en las dinámicas de producción y consumo, para que los recursos y oportunidades se compartan entre toda la población. Desde la económica, supone evitar que decisiones orientadas a obtener beneficios en el corto plazo generen empobrecimiento en el largo plazo.

 

 

Entidad auditada y tranparente
Compártelo en:
Facebook
Twitter
Youtube