QUÉ HACEMOS

La salud debe ser reconocida como un derecho humano y un bien público global. El papel de la sociedad civil es el exigir y apoyar las responsabilidades que los estados deben asumir garantizando, promoviendo, protegiendo y respetando el derecho de sus ciudadanos y ciudadanas a gozar del máximo estándar de salud posible.

DIMENSIONES

RESPETO DDHH

Atender a los principios de igualdad y no discriminación, de participación y empoderamiento y de atención prioritaria a los colectivos en situación de mayor vulnerabilidad.

SALUD GLOBAL

Compromiso por el trabajo intersectorial y la unificación de esfuerzos para conseguir el acceso universal a los servicios de salud.

DISMINUIR DESIGUALDADES

Trabajar afrontando las desigualdades para garantizar que todas las personas accedan a recursos económicos, bienes y servicios.

IGUALDAD DE GÉNERO

El respeto y cumplimiento de los derechos de las mujeres debe seguir siendo una línea de acción prioritaria en la agenda de desarrollo y en nuestro trabajo diario.

SOSTENIBILIDAD

Incorporar criterios de equidad en las dinámicas de producción y consumo, para que los recursos y oportunidades se compartan entre toda la población.

Ponemos un especial énfasis en la situación de salud en las zonas vulnerables fortaleciendo los sistemas sanitarios y la demanda de servicios de salud y garantizando así que todas las personas en todo el mundo tengan acceso equitativo a la atención sanitaria pública.

CONOCE NUESTRAS ACTIVIDADES

América Latina